Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

¿Para dar hay que recibir?

Mi dolor de panza es directamente proporcional a lo bien que me haces sentir. ¿Acaso eso tiene sentido?
















Una vez que conseguís lo que queres, pasas al siguiente deseo ¿no?