Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Cuando llega esta época del año empiezo a recordar todo lo vivido y se me mezclan las ganas de terminar el año y de quedarme en el tiempo reviviendo todas las mañanas, tardes, y noches vividas, abrazos, risas y besos.  
Siento que voy a necesitar esto, siento que no creo poder estar mucho tiempo sin ver las mismas caras pero es solo una sensación momentánea; en un para de semanas no recordare este escrito pero algo me va a quedar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga