Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Viste esa felicidad que te agarra en la boca del estomago cuando hablas con alguien, o cuando tenes la necesidad de agarrarle la mano, o bien cuando nos quedamos viendo y no hacemos mas que sonreír.. Bueno, así me siento y es más que raro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga