Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

viernes, 10 de junio de 2011

El hecho en cuestión  no es que me haya "elegido" a mi, es que teniendo a las dos, en cierta manera, me prefirió. Si, prefirió a la petiza, cachetona, histérica y fastiosa, caprichosa, pesada y con mil defectos. Y ahí es donde fallas, esto no es una competencia y paradojicamente cuando yo deje de jugar gané; porque entendí que en mi no busca lo que vos le das, y lo que yo le doy no es lo que vos podrías llegar a darle. No sólo porque somos diferentes personas, sino porque no somos la misma persona cuando estamos con él. Cuando dejamos de fijarnos en lo que hacen los demás es cuando más progresamos; entonces sé vos misma que es la mejor persona que podes ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga