Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

sábado, 28 de mayo de 2011

¿Qué esperas? Mostrame todas las cartas, a cara de perro yo no sé jugar. Te endulzo el ego siendo sincera, dale un poco y te va a pedir más. Lo sabes, no hay arma más seductora que contestar siempre la verdad. Siempre estás del otro lado del muro de los lamentos que me contas. No se habla sin decir malas palabra: Amante, mentira, infidelidad. Nunca más te vendo gato por liebre. Por no ser cruel pierdo honestidad. No es el fin el problema son los medio, no es algo que yo pueda respetar. No está mal que terminen las historias mientras haya historias que contar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga