Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

martes, 10 de mayo de 2011

Lo siento si mi comentario te hirió, juro que nunca fue mi intención; pero hay que decir la verdad, una que vos y yo conocemos, ya no somos lo que solíamos ser. No te recrimino por nada  pero es la verdad, somos una careta de compresión cuando abajo todo se pudre y nadie es digno de querer curarlo. Somos marionetas del destino con sentimientos pero sin poder.
Aunque juro por mi vida que cuando te tuve al lado mio quise abrazarte y no soltarte más, y  eran incontrolables las ganas de salir corriendo atrás tuyo después de que te fueras con esa cara y esos deseos que si te los conocere. Solías ser mi amiga, y sin razón dejamos de serlo, pero eso no quiere decir que dejes de importarme de un día para el otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga