Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

lunes, 25 de abril de 2011

Retrocediendo el tiempo hasta pararnos justo hace un año atrás. Miro y no encuentro nada de lo que alguna vez fue. Ya no pienso lo mismo, ya no siento lo mismo. Ya no están las mismas miradas, ya no están las mismas personas. Ya no es el mismo vacío, es uno peor. Ya no encuentro los mismo sentimientos, han mutado. Ya no hay palabras que puedan decir lo que siento. Ya no hay otra oportunidad, sólo esa, la que no supe aprovechar. Ya no extraño, te extraño. Ya no hay nada que cambie lo que siento, porque lo que siento por vos nadie va a cambiarlo, ni el tiempo, ni el olvido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga