Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

martes, 22 de febrero de 2011

Un baldazo de agua fría, un sueño en pesadilla al ver cerrado el local de ilusión sin que supieras quién soy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga