Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

martes, 18 de enero de 2011

Me alarma (de sobre manera) lo sensible que estoy últimamente, todo lo dicho es triplicado en mi mente, es que como si pusieran aumento en mi sentidos. Me es incomodo tener ese nudo en la garganta continuamente y no poder hacer nada para cambiarlo, echarlo, o simplemente reducirlo hasta que me sea lo suficientemente tolerable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga