Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

sábado, 4 de diciembre de 2010


Tengo el alma hecha pedazos y a partir de acá,
no me hago cargo de nada.
No te acerques tanto que te puedo lastimar y no me hago cargo de nada.

Tengo las preguntas que siempre te quise hacer
pero no me animo.
Tantas veces yo no me pude mover
es que tu defecto es el mio.

Cuando ese silencio parece mortal
no tengo derecho a tratarte tan mal y son esas cosas que no quiero ver, no quiero ver, que no quiero ver.

Como pasa el tiempo y no puedo retroceder; ya no sé bien lo que siento o es que no quiero volver.

Y cuando ese silencio parece mortal no tengo derecho a tratarte tan mal.
Y son esas cosas que no quiero ver ¡No quiero ver!

Y cuando ese silencio parece mortal no tengo derecho a tratarte tan mal y son esas cosas que no quiero ver, no quiero ver, que no quiero ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga