Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

jueves, 9 de diciembre de 2010

El Rey es Rey, se acabo. Es una cuestión de linaje, de peso histórico.

No tengo palabras para agradecerle la fiesta que vivimos ayer, solamente eternas ¡gracias! Porque esta copa sea el principio de todo. Te amo con locura Rojo, sos la droga que llevo en el alma y en el corazón.
Ah, y mi regalo para hijito: Che Racing, decime que se siente que la Libertadores la juega Independiente ♪

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga