Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Cuando la vida entro por mi puerta con esa noticia, fue nockeante enterase de tal manera de algo semejante. 
No es que no esperara esa noticia, porque hace meses que venia preparando para esto; pero nunca es como pensas ni menos como imaginas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga