Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Volví a tu casa después de 7 meses. Fue raro no verte aparecer con Canela con ese caminar muy tuyo y una sonrisa. Si, falta tu presencia pero todo sigue igual (o casi) en su misma posición, limpio y ordenado como siempre, y me encanta que sea así porque por donde vea estas vos y tu forma de ser.
No voy a decir que no te extraño, pero si puedo decir que ya estoy en proceso, que ya casi no lloro, y que te amo como el primer día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga