Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

jueves, 18 de noviembre de 2010




Tiempo al tiempo
Tengo que esperar
Esa idea suele condenar
Tu mirada vuelve a lastimar
Mis pupilas lejanas.
A ver si todo acaba aquí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga