Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Para mí lo malo no es extrañar, lo malo es sentir la nostalgia de saber que todos los momentos que viviste ya forman parte de un pasado, de un pasado que no puede volver, de un momento que quedo sepultado en mi inconsciente.
A pesar de que estos 6 meses han sido duros, sé que por algo pasa lo que pasa y que vos nunca me abandonas porque te tengo siempre presente a mi lado, alegrándote de mis aciertos y poniendo caras cuando me equivoco. Solo un gracias infinito tengo para vos y un hasta pronto inmenso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga