Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

sábado, 30 de octubre de 2010


Quise olvidarme de la historia de la historia y la memoria; devorarme los recuerdos, los más locos, los más cuerdos. Quise esconderme en-tre tus hojas, novedad de primavera; construirme con tus ojos, un alma nueva. Quise marcharme de tu vida y nunca pude, quiero arran-carte de la mia y ya no puedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga