Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Me siento débil, soy frágil y me muestro fuerte. ¿Qué hipocrecia no? Pero estamos como hace dos meses mas o menos, mejor porque sé quién me puede ayudar con este problema, no solucionarlo (porque no hay con qué darle) pero, por lo menos, escucharme, prestarme su oreja. Les deseo suerte a todos y espero mañana no estar lo demaciadamente loca como para que se me escapen unas cuantas verdades.
Arrivederchi (o como sea)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga