Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Y como dije, acá estoy ¡Llegué! Mis 18 días fueron expectaculares, una experiencia única. Por 18 días pude comprobar lo que es la Dolce Vita como quién dice ¿no? Pude ver lo que veo en fotos, en libros, en cualquier folleto. Estuve en el Partenon, en el Coloseo, en el Baticano, pude admirar obras de artes como el David (impactante la perfección). La verdad es que cambiaria todos mis cumpleaños futuro para poder volver. Igual ya me hice una promesa de volverte a ver. No me queda mucho más que decir, solo GRACIAS VIEJITOS, la verdad se pasaron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga