Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

domingo, 15 de agosto de 2010

No sé si por casualidad o causalidad pero devuelta me encontras un 14 de agosto en ese estado. No te das de una idea de lo que sos para mí hermana. Sino lloramos juntas ¿Cuándo lloramos?









Te convertiste en el ángel que me salvó. (gracias)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga