Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

jueves, 8 de julio de 2010

Ni yo mato por celos, ni tú mueres por mí. Antes de que me quieras como se quiere a un gato, me largo con cualquiera que se parezca a ti. De par en par te abro las puertas que me cierras. Me cuentan que el olvido no te sienta tan mal. La paz que has elegido es peor que mi guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga