Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

martes, 29 de junio de 2010

Y mira que ironía querido ella no te entrega nada , en cambio yo te ofrezco mi vida con tan sólo una mirada