Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

lunes, 28 de junio de 2010

Tú con él y yo aquí extrañandote como quisiera volverte a tener. Cada segundo parece un año con tu recuerdo que me hace daño... y aunque yo diga que no me duele, es falso y a nadie engaño.