Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

martes, 15 de junio de 2010

Se canso de rogar por un beso y lo poco que das; de sentirse que es un juguete de tu propiedad; que la tomas y luego la tiras a tu voluntad.