Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

martes, 1 de junio de 2010

Oye niño sin memoria,que transitas por el tiempo sin pena ni gloria, te sugiero que inventés un mundo nuevo. No quiero desaparecer sin ser parte de tu historia, no quiero volver a perder los momentos de gloria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga