Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

lunes, 28 de junio de 2010

A mi corazón ya le han fallado en ocaciones.
Le hare mi despedida, cuentale las razones.