Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

domingo, 20 de junio de 2010

Hoy solo sobra t e s t o s t e r o n a y brilla fuerte la terquedad