Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

miércoles, 9 de junio de 2010

Dame un tiempo para poderlo pensar, es que estoy rodeado de emociones que me ahogan
Pensé en decirte de intentar una vez más pero no quise, era comenzar de nuevo.