Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Todavia siento el sabor de tus besos en mi boca.
Todavia siento tus manos acariciandome la piel.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga