Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

miércoles, 5 de mayo de 2010


Siento que el viento me sopla de nuevo al oído la frase ideal. Caigo parado más de la cuenta y si tropiezo ya no es fatal, porque yo sé que queda una vuelta de tuerca más

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga