Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

domingo, 2 de mayo de 2010

Peor que el olvido fue volverte a ver.
Otro abril que por suerte despido con ganas de nunca volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga