Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

domingo, 18 de abril de 2010

Sería una real pena no volver a tocarte otra vez. Sería una pena no ver bien las señas del tanto del truco y de tu alma que alumbra, que calma y me saca entre buenas y malas de esta perdición;



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga