Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

domingo, 28 de marzo de 2010

Que fácil decir te quiero cuando estamos solos, lo difícil es hacerlo cuando escuchan todos. Si tú me miras, te enseñaré a decir te quiero, sin hablar mientras tengamos un secreto que ocultar. Palabras de un lenguaje nuevo que he construido, cuando decidas aprenderlo habrá silencio y no te hará falta usar la voz para romperlo, si tu me miras me hablarás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga