Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

miércoles, 10 de marzo de 2010

No quiero malas compañías, no espero que nada me cambie el día.
No quiero malas compañías, todo bien pero yo me quedo con la mía.
Veo mi película, otras son malignas.
Me alejo despacio meditando en esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga