Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

lunes, 22 de febrero de 2010

Lo mejor lo voy a seguir dando, te estoy cuidando para siempre de mi, de que no me nombres por favor. Puedes olvidarme para toda la vida, olvidar que también hubo alegrias pero si prefieres quedarte con años que olvidaste entonces, voy a pedirte no me nombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga