Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

sábado, 16 de enero de 2010

Un pacto para vivir, odiandonos sol a sol, revolviendo más en los restos de un amor. Con un camino recto a la desesperación ¿Desenlace? En un cuento de terror.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga