Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

lunes, 18 de enero de 2010

Sostenme y amame, solo quiero tocarte un minuto. Tal vez tres segundos sean suficientes para que mi corazon se libere.

Vamos a divertirnos un poco, este ritmo es enfermizo; quiero darme un paseo por la barra de tu discoteca. No pienses mucho, solo rompe este muro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga