Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

sábado, 23 de enero de 2010

¡Qué lindo es no estar metido en el medio de toda esa basura! ¿De qué te sirve tanta bronca, rencor y odio?

Ahora sí que soy feliz así, en paz conmigo misma y con todos (o eso creo)-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga