Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

martes, 12 de enero de 2010


Porque nunca tuve más razones para estar sin él. Porque cuesta tomar decisiones. Porque se que va a doler. Y hoy pude entender que a esta mujer siempre la hiciste inmensamente triste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga