Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

lunes, 11 de enero de 2010









Cuando algo este oscuro, dejame derramarle un poquito de luz. Cuando algo este frío, dejame ponerle un poquito de fuego. Si algo está viejo, quiero ponerle un poco de brillo. Cuando algo se haya ido, quiero pelear para traerlo de vuelta (si pelear para traerlo de vuelta). Cuando algo está roto, quiero intentar arreglarlo. Cuando algo es aburrido, quiero ponerle un poquito de emoción. Si algo está caído, quiero levantarlo un poco. Cuando algo se haya perdido, quiero pelear para traerlo de vuelta (si, pelear para traerlo de vuelta). Cuando las señales crucen, quiero ponerle un poquito de claridad. Si no hay amor, quiero tratar amar otra vez. Diré tus oraciones, estaré de tu lado. Encontraré un manera de "alivianarnos", cavaré tu tumba, bailaremos y cantaremos. Lo guardado puede ser un último tiempo de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga