Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Si supieran la ternura inmensa que hay en ti, y todo lo que tu haces por mí, sabrían que el camino andado antes de aquí te ha preparado para mí. Ven y abrázame sin miedos, y dame un beso a la salud de los chismosos
Lo que paso entre nosotros dos fue REAL, MUY real. Fue como un cuento de hadas; yo era tu princesa y vos eras mi príncipe, bailando a la luz de la luna. Fue un sueño hecho realidad...
Cada hora, una eternidad; cada amanecer, un comenzar. Ilusiones nada más, que fácil fue soñar. Tantas noche de intimidad, parecían no acabar; nos dejamos desafiar, no hay nada desigual. Sé que en verdad el amor al final siempre duele, no lo pude salvar y hoy voy a pagar con creses
Con tus besos, tú me enamoraste; con tus caricias falsas, me engañaste ¿Cómo imaginarme yo que tú jugabas con mi amor?
Que ganas de rozarte, que ganas de tocarte, de acercarme a ti, golpearte con un beso, de fugarnos para siempre sin daños a terceros
De los besos que llevo conmigo que son solo tuyos y nunca te dí. Por andar ocupada en el cielo, me olvidé que en el suelo se vive mejor
Trate de negar este amor, tantas veces mis lágrimas se fueron en vano, si al final yo te ame demasiado. Como yo nadie te ha amado, esta vez la pasión ha ganado y por eso sigo esperando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga