Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

jueves, 10 de diciembre de 2009

No veo la hora de contarte algún secreto, no veo la hora de explicarte que soy yo y recuperar los momento que perdimos en el camino, solos tu y yo. Tengo tanto para darte; un beso en libertad, un abrazo por la noche, un cuento que te haga soñar... Si la vida nos junto a los dos para crecer, contigo yo quiero aprender;

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga