Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

domingo, 29 de noviembre de 2009


Y hoy me encuentro recorriendo poco a poco tu piel que siempre desee, besando los labios prohibidos que siempre ansié. Y tus palabras me desnudan, me siento vacía. Me deseás pero no me amas y pienso, que si me amaras el cuarto de lo que te quiero yo, sería feliz. Viviría en paz, tranquila sabiendo que mi objetivo fue cumplido y que todo lo logrado jamás será vencido. Porque lo único que queda en esta vida es ser feliz y vivir y disfrutar y por sobre todo, amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga