Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Él fue a tomar un trago sin sospechar que iba a encontrar el amor en aquel lugar. Lo que las ideologías dividen al hombre, el amor con sus hilos los une en su nombre. Ella mueve su cintura al ritmo de un tan tan, y él se va divorciando del tío Sam. Él se refugia en su piel, la quiere para él; y ella se va olvidando de Fidel, ¿qué sabían Lennin y Lincoln del amor? ¿qué saben Fidel y Clinton del amor? Ella se sienta en su mesa, él tiembla de la emoción -

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga