Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

domingo, 25 de octubre de 2009


Que vuelva si me ama, que vuelva si me extraña. Para vivir yo necesito sentirlo arder sobre mi espalda y que me juegue despacito. Voy a dejar que siga esta locura, no voy a sacarlo de mis brazos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga