Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

viernes, 2 de octubre de 2009


Mi corazón no entiende más tu idioma, si querías estar solo ¿Para que me abrís? Creyéndote, presiento que me extrañas. No te preocupes, la condena me empieza a caer, yo que creía que sentías lo mismo que ayer. Perdóname, me equivoqué, perdóname, me equivoqué. Oí tu voz que susurraba algo,yo entendía lo contrario de lo que hoy haces. Siempre me haces equivocar, siempre me llevas al mismo lugar. Si ya te ganaste mi pecho roto ¿Para que insistir mandando fotos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga