Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

jueves, 29 de octubre de 2009


Llename la vida, dame tranquilidad, calma temporal que hay en mi piel, dame primaveras para disfrutar, días que se van no han de volver. Puede ser que la voz de tu paz y el amor me ayuden a cambiar y me hagan ser mejor. Perdona mis manías, no doy para más. No sé aparentar, soy como soy. Siempre hay en la vida oportunidad para amar mejor, no hay que amar de más. Muchos han caído de tanto dar... y de tanto amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga