Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

sábado, 10 de octubre de 2009

Dicen que las mujeres somos tan competitivas que sólo disfrutamos cuando triunfamos en algo.. ¡Pero eso no es cierto! También podemos ser muy felices viendo fracasar a las otras.

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA y mucho más JÁ!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga