Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

miércoles, 29 de julio de 2009


Por qué no te bese en el alma, cuando aun podía; por qué no te abraze la vida cuando la tenia, y yo que no me daba cuenta cuanto te dolía, y yo que no sabía el daño que te hacía. Cómo es que nunca me fije que ya no sonreías; y que antes de apargar la luz, ya nada me decías; que aquel amor se te escapo, que había llegado el día, que ya no me sentías, que ya ni te dolía. Me dedique a perderte, y me ausente en momentos que se han ido para siempre, me dedique a no verte, y me encerré en mi mundo, y no pudiste detenerme, y me aleje mil veces, y cuando regrese te había perdido para siempre, y quise detenerte, y entonces descubrí que ya mirabas diferente, me dedique a perderte. ¿Por qué no te llene de mi cuando aun había tiempo? Por qué no puedo comprender lo que hasta ahora entiendo, que tú eras todo para mi y que yo estaba ciega, te deje para luego, este maldito ego -

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga