Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

sábado, 18 de julio de 2009


Cuántas noches más me vuelvo a despertar con el sabor de tu deseo; recordándote, no quiero patinar por un amor inhabilitado. Tan sólo historias llenas de amor, tomadas de mi silencio interior. Energía, tu cuerpo lleno de vida, divina, porque es así. Entregado voy abierto a fantasías, que necesito tus caricias. No preciso más y no quiero jugar con la mente de la gente. Controles, arrasan mi emoción; tensiones, ocultan la sensación. Te veo como en otra dimensión, tan sólo historias llenas de amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga