Déjenlo en su mundo, un mundo muy poco profundo, donde no se rie, donde no se llora, donde no se vive a pleno ni el presente ni el ahora.

viernes, 10 de abril de 2009

Nada es para siempre;

Sin querer te lastimé; Sin querer te abandoné. Sólo sé, que yo no sé cuidarte de mi amor. Necesito tu perdón, necesito verte hoy. Sólo sé, que yo no sé cuidarte de mi amor; Si al final siempre el tiempo se va, donde caen los días; Si al final, abrazarse al dolor no nos deja brillar. Dime que será, ¿Qué será de los dos cuando pase la vida? Algo ocurrirá tengo una sensación, una carta guardada un buen signo del sol... Nada es para siempre, no me digas mi amor que te falta valor, porque nada es para siempre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hoy asume lo que venga